Ladrones en la sombra (I)

Tengo que decir algo con lo que llevo obsesionado años, muchos años. Es algo que leí o me contaron mucho antes de empezar a jugar al rol. Puede que fuera en el colegio, ni idea, no me acuerdo. Es una de esas verdades absolutas establecidas de las que si se supiera la verdad verdadera, el mundo desaparecería o dejaría de girar. Lo voy a desvelar, voy a ser el responsable de que se acabe el mundo…

Desde pequeño cuando veía películas de aventuras siempre ponían al protagonista al frente del grupo, porque era el líder o el más valiente. Tuve que jugar a rol para descubrir la verdad. ¡¡Los que van primeros en los grupos de aventureros no son los más valientes, son los ladronesssss!! Que visto desde el punto de vista del ladrón rolero medio, no siempre son los más valientes, simplemente son los más pringaos.

… y como veo que el mundo sigue girando, sigo…

Debo decir que puedo contar con los dedos de una mano (y no todos) las veces que he llevado un ladrón. Quizás sea un poco arbitrario y visto por mí desde fuera todo lo que voy a contar, pero sólo quizás.

El ladrón en los juegos de rol es la profesión menos agradecida de todas. Siempre les toca ir los primeros del grupo. Sus fallos pueden llevar fácilmente a acabar con todo su grupo. Van primeros para poder detectar las trampas y peligros que haya por sus teóricas habilidades de percepción superiores a las de los demás personajes. Les toca infiltrarse solos en la guarida del dragón. O pasar inadvertido en la reunión de los “malos”. Pero esto lo suelen hacer bien, lo que no hacen bien es el tema de sobrevivir a los fallos en la tiradas de dados oportunas. Normalmente suelen tener pocos puntos de vida, aunque más que los magos. Por lo que cuando fallan al desactivar una trampa o al abrir una puerta (que lleve una trampa), suelen recibir todo el daño entero. Es como el típico intento de desactivar una bomba de las películas: “¿corto el cable azul o el rojo?”. Con la diferencia de que en una partida se resuelve con una tirada de dados y depende del nivel de la habilidad del ladrón. Lo que viene cuando se falla la tirada es similar, depende de la época en la que esté basado el mundo en el que se juegue. Una bomba, bola de fuego, desaparición del suelo y caída o un “o vaya, se ha despertado el dragón”. Todos estos sucesos suelen llevar a hacerse otro personaje o en algún caso aislado a iniciar terapia… no todos los ladrones ven con buenos ojos esos momento de estrés propio en los que sus compañeros aprovechan para sentarse en el suelo a comer o charlar tranquilamente mientras que como buen ladrón intenta averiguar si la puerta se abre con una de esas tres palancas o quizás si le metiera los dedos en los huecos de los ojos a cierta calavera que casi pasa desapercibida.

Siempre he pensado que la profesión de ladrón es la más independiente y solitaria. Casi todas las situaciones ideales en las que se vería un ladrón disfrutar, suelen conllevar el perderse en la oscuridad y actuar en silencio. Esto suele llevar a separar los grupos. Un ladrón que usa sus habilidades siempre se verá entorpecido por sus compañeros. Los ladrones no sólo sirven para abrir puertas cerradas con llave y desactivar trampas. Según el juego, son capaces de esconderse en las sombras, infiltrarse es sitios en los que no debería estar o simplemente meterse en la cámara del tesoro a curiosear mientras los compañeros acaban con los guardianes de turno. Al fin y al cabo son ladrones.

El dinero

¿ Habéis pensado alguna vez en la imagen de esos PJs con una bolsa de más de 100 monedas escondida en la entrepierna para que el DM no se las robe en ciudades y demás villas ?.  Señores jugadores que una cantidad superior a 50 monedas en la fantasía medieval tiene un tamaño superior a un puño. La verdad es que dicho jugador llamaría la atención de las damas de las ciudades por sus “atributos” y las malas pulgas de los caballeros que acompañan a dichas damas.

Tampoco penséis ponerlas debajo de la armadura, por que esta abultarían tanto que no podría atarse sus correas y señores más vale pobre con armadura y vivo que muerto y rico con la armadura caída por los tobillos.

Ni esos que se lo reparten en pequeñas bolsas por todo el cuerpo y tratan luego de no perderlas cuando salen huyendo de enemigos que le han dejado la ropa hecha harapos con sus espadas o a sido el objetivo de una bola de fuego y se le ha fundido todas las monedas sobre el cuerpo…

Una buena idea a mi parecer es usar una capa de viaje con bolsillos acolchados para que no tintineen las monedas en el interior de la capa, y así en el caso de emergencia solo hay que soltarse la capa; también es una buena idea un bastón o una lanza con un mango hueco para ir metiendo dentro las monedas…. ya se me irán ocurriendo más sitios para llevar el dinero en vuestros viajes de aventuras… :)

No dar ideas al master

Hoy quiero comenzar esta sección de “Consejos Útiles”. Los consejos que voy a dar son fruto de años de experiencia, aciertos, cosas que han pasado y sobretodo, mis errores y cagadas roleras.

Puede que algún rolero de hoy en día no sepa lo que yo llamo master, me refiero al director del juego o DJ, tiene tantas definiciones como editoriales y juegos puedan existir. Me refiero a ese ser que se esconde detrás de la pantalla, ese sitio del cual proceden normalmente dos sonidos:

  • Ruido de dados, normalmente hasta en momentos en los que se supone que no pasa nada.
  • Un sonido gutural, que quienes tienen buen oído se atreven a afirmar que es una malévola y despiadada risita apenas perceptible para el oído humano normal.

Esa pregunta que todo rolero se hace: ¿por qué estoy muerto si el master no se había enterado de nada?

La inmediata respuesta de la memoria del rolero en cuestión: No estaría muerto si nadie(o sea, yo) le hubiera dicho al master esa tontería tan absurda que había pasado por alto y que al decirle yo, no debería tener carácter retroactivo.

Ejemplo práctico:

Después de múltiples aventuras y combates se llega a un tramo que el master ha preparado y que no requiere ninguna tirada de dado. Narra el master: Después de una semana primaveral con pleno sol, alcanzáis un lago helado. En la otra orilla veis el castillo propiedad del Señor del Dragón. Atravesáis el lago andando sobre el hielo sin ningún contratiempo…

Últimas palabras antes de morir de megaguerrero con un porrón de niveles y que no ha muerto en 2 o 3 años reales de juego: Por un momento pensaba que nosotros 5 con nuestras armaduras completas, armas, monturas, 10 mulas cargadas con el tesoro del dragón y pisando con botas de acero, no podríamos pasar por una capa de hielo que debe estar a punto de desaparecer ya que no hace frío y nos ahorramos pasar por el bosque tenebroso ese tan feo de la derecha, único paso alternativo.

Ejemplo más claro:

Master: Comienzas a combatir por la Princesa contra el Conde espada contra espada y en ese momento empieza una gran tormenta con gran aparato eléctrico…

Frase fuera de lugar del jugador que lleva el Paladín del Reino antes de tirar para golpear al Conde: Me va a durar medio asalto el conde este, sólo espero que no lo fulmine un rayo antes de que lo atraviese mi espada.

Moraleja: En boca cerrada no entran moscas.