HeroQuest

A veces he tenido algo de lío con el HeroQuest, ¿es un juego de rol o un simple juego de tablero? Seguramente sea las dos cosas aunque se acerca más al tablero. Este juego siempre resulta una vía de escape para cuando se quiere quedar para jugar y no hay ganas de montar una partida más compleja. Es un juego simple pero divertido que se ha mantenido vivo a lo largo de muchos años, no como otros juegos de rol que han tenido sus momentos y siempre han terminado cediendo el sitio a otros por mejoras en el sistema de juego o porque se quiere cambiar y el camino de vuelta no siempre se quiere recorrer.

La marca HeroQuest fue registrada como marca por Greg Stafford en los años 80, creador también de RuneQuest. Esta marca no se renovó cuando debía y fue Games Workshop quien editó junto con Milton Bradley en 1989 el juego de tablero que todos conocemos como “el HeroQuest”. Llegaron los 90 y dejaron de publicar el juego perdiendo también la marca y dejando a Greg Stafford recuperarla para publicar otro juego que tenía con este nombre ambientado en Glorantha, pero no es de este juego del que estoy hablando aquí. Entre las ediciones de Milton Bradley y Games Worshop también hubo alguna que otra diferencia. Después de todos estos líos y de haber jugado al Advanced HeroQuest, en mi grupo de amigos llegamos a la conclusión de que el HeroQuest “básico” es el más divertido, con su tablero sin ponerte a poner trozos de pasillo de forma aleatoria y sin un final necesario. Hay multitud de complementos en la web como los que se pueden encontrar en heroquest.es y que sin duda ayudan a mantener este magnífico juego vivo.

Unos vídeos para la posteridad:

Y no podía pasar por el HeroQuest sin recordar por lo menos uno de lo vídeojuegos, en este caso la versión MSDOS: