Ha caído otra víctima más en las redes de El Campeón Eterno

Me llegan refuerzos. Usando técnicas secretas muy antiguas, he convencido a un amigo mio rolero de siempre para que cuente sus historias en este blog. Las técnicas no eran violentas, no penséis raro. Estas técnicas incluyen el soborno, la hipnosis y finalmente la más efectiva, suplicar.

¡Bienvenido Axdon!

4 comentarios sobre “Ha caído otra víctima más en las redes de El Campeón Eterno”

  1. Si bueno he de decir públicamente que eso de suplicar le viene de lejos al Eterno Champiñón. Desde esas partidas en las que sus guerreros bersekers acababan espachurrados por una orda asesina (2 ó 3 goblins en realidad) y se tiraba al suelo llorando y gritando: Camilleroooo, pupita camilleroooooo!!!

  2. Como recuerdo aquellos felices días, en los que me dejabais desangrarme tranquilamente. ¡¡No siempre fui berzeker!!

  3. Pues ciertamente eso es verdad, me refiero a lo de suplicar curación y extremaución, porque casi siempre morian y no porque no le ayudaramos, es dificil ayudar a un pj destripado. Es por eso el comentario de Axdon ” sus guerreros bersekers “, con la impresionante media de pj muerto de entre dos y tres partidas. Estoy seguro que el Champiñon dirá ” Pues tuve un Umli que duro bastante tiempo”. Cierto que duro mucho, y más hubiera durado si no llega a dejarse en la mula esa maza exterminadora de demonios que casualmente habia aparecido para esa partida. Que los Valar lo tengan en su gloria.
    En fin, que gloriosos días.
    Pd: Tienes razón Eterno Champiñón, no siempre fuiste un guerrero berzeker….también fuíste un mago berzeker y sin lugar a dudas un Master berzeker, que no dejabas titere con cabeza.

  4. Te olvidas de mi kender berzeker.

    En lo de master berzeker. Primero, los pjs se morían, ¿que le iba a hacer? Y segundo, seguro que no has probado tantas variantes de pj con ningún otro master. En la variedad está el gusto y además los Reinos Jóvenes duraron muy poco hasta que cierto individuo toco cierto cuerno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *